Recomendaciones para el buen uso de las Lentes de Contacto

Tanto si va a utilizar lentes de contacto por primera vez como si lleva años utilizándolas, estos consejos sobre cómo ponerselas le ayudarán a evitar muchos problemas que sufren algunos usuarios de lentes de contacto. Disponga siempre de solución para lentes de contacto. Salvo que utilice lentes de contacto de reemplazo diario, no espere hasta el final del día para descubrir que se ha quedado sin solución de limpieza. Guardar siempre un bote de solución de reserva le ayudará a evitar este trance. Esto resulta especialmente importante porque debemos utilizar solución de limpieza limpia y nueva cada vez que toquemos las lentes de contacto. No utilice nunca agua corriente para limpiar sus lentes de contacto. Puede contener impurezas y microorganismos resistentes e infecciosos.

Todas las lentes de contacto son artículos sanitarios de adaptación individualizada, por lo que el usuario debe siempre acudir a un profesional óptico-optometrista para que le realice de forma personal la recepción de datos, pruebas de tolerancia y adaptación, pruebas fisiológicas y controles de selección, entre otros, antes de adquirir sus lentes. Ningún modelo de lente de contacto es igual a otro. Nunca cambie el modelo, los parámetros, marca o tipo prescrito por el profesional sin haberlo consultado con anterioridad. Las soluciones y productos de limpieza y mantenimiento están indicados para distintos tipos de lentes de contacto, tienen distinta composición y cumplen diferentes funciones. Use siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no los cambie sin su consentimiento. El metabolismo ocular está en constante cambio. Siga estrictamente las indicaciones de uso y horario recibidas y acuda siempre a sus citas periódicas de revisión y control profesional antes de adquirir y reponer sus lentes de contacto.

La asepsia en el manejo de las lentes de contacto es fundamental para evitar infecciones oculares. Lávese siempre con rigor las manos con jabón, enjuáguelas y séquelas al viento o con una toalla o paño que no suelte restos de tejido o pelusas antes de manipular sus lentes. Las lentes de contacto no son un plástico vulgar. Son polímeros bio-compatibles con radicales hidrófilos o hidrófobos y unas propiedades fisicoquímicas y fisiológicas específicas. Adquiera siempre sus lentes de contacto en establecimientos sanitarios con garantías de control, almacenamiento, temperatura, registró, servicio y reclamación.

Algunos consejos para ponerse y quitarse las lentes de contacto:

  • Lávese las manos y séqueselas antes de ponerse o quitarse las lentes de contacto
  • Cualquier partícula que tenga en las manos al tocar las lentes podría acabar dentro de sus ojos. Lávese las manos con un jabón antibacterias y séqueselas a fondo antes de tocar sus lentes de contacto. Evite utilizar cremas o jabones a base de aceite o perfumados antes de tocar las lentes, ya que podría contaminarlas o mancharlas con una película oleosa.
  • Empiece siempre por el mismo ojo cuando se ponga las lentes
  • Cuando se ponga las lentes de contacto, empiece siempre por el mismo ojo. De esta forma reducirá las posibilidades de confundir las lentes. Sí, al igual que los zapatos, la lente del ojo izquierdo y la del derecho son diferentes.
  • Coloque la lente de contacto en la palma de la mano
  • Sujete la lente de contacto colocándola en la palma de la mano. Si la agarra con los dedos aumentarán las posibilidades de arañarlas con las uñas. Las uñas pueden dañar la superficie de la lente y, además, son un nido de bacterias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + catorce =